Bolivia: ¿Otro gasolinazo, pero en "diálogo con el pueblo"?

Mar 11/01/2011 - 10:04
bolivia-protestas-gasolinazo-dic2010.jpg
Por: 
La Protesta

Aunque “La guerra de la Gasolina” no le dio permiso para su decreto neoliberal, el gobierno insiste en aplicar el DS 0748 en cuotas.

¿Otro "gasolinazo", pero en “diálogo con el pueblo”?
La Protesta
laprotestabolivia@gmail.com

Similarmente así, titulaba irónicamente el diario Pagina12 de Argentina, el 02/01/2011 la nueva arremetida del vicepresidente para que el pueblo le autorice el despojo directo de sus ya magros ingresos.

En efecto, lo que queda luego de escuchar el llamado gubernamental post-gasolinazo, a "consensuar" con los burócratas masistas dirigentes de los aparatos sindicales sobre cual tipo de soga de ahorque prefiere, es nada menos que el deseo para que el pueblo boliviano, no solo lo autorice a su ejecución sino encima que le amen.

Pero dejemos de lado los dimes y diretes de la comidilla que a diario surgen como cortinas de humos desde múltiples lados.

Recopilando lo que quedó en claro.

El eufemismo de "nivelación de precios" alias gasolinazo es una vieja receta de un plan global a favor del gran capital internacional, que se traduce en una directa TRASFERENCIA DE INGRESOS DESDE LOS SECTORES MAS BAJOS A LOS SECTORES MÁS ALTOS de la sociedad.

El gobierno del socialismo comunitario, capitalista amazónico-andino, defensor de la madre tierra, y otras denominaciones para el
consumo internacional y la candidatura presidencial al premio Nóbel, necesita aumentar las ganancias de las transnacionales de 27 dólares a 59, el barril, para nivelar a los precios internacionales. Esto no es nuevo en Bolivia:

Los datos históricos señalan que el Decreto Supremo 748 (DS0748) es de mayor incremento en el valor de los hidrocarburos en los últimos 30 años.

En efecto: En 1991, presidencia de Jaime Paz Zamora, la gasolina subió un 35%; en 1992, con el mismo gobierno sumó un 14% más; el año 1993, el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada aumentó un 9%; en 1996, subió en 8%; en 1997, Banzer la aumentó en un 28% y en el 2005, Carlos Mesa la llevó a un 10% más. En Dic/2010, Evo Morales, confiando en su resplandor propuso un alza del 82 % en favor de las trasnacionales que tienen nombre y apellido y ahora también servidores dentro del "proceso de cambio".

Petrobras, de origen brasilero pero con una composición accionaria múltiple, y principalmente de los EEUU, controla monopólicamente los megacampos de Itaú, San Alberto, y San Antonio. Por allí extraen el gas que se va al mercado de San Pablo: Gas rico, económico y limpio que las plantas brasileñas desarrollan (y que ningún país en el mundo vende de este modo)

La Argentina-Española Repsol YPF opera también casi monopólicamente los campos gasíferos de Margarita, Huacaya, Caipipendi con una participación del 37,5%, y tiene como socios a BG Group (37,5%) y PAE E&P Bolivia (25%). Más recientemente controla Sararenda.

Conclusión 1, Bolivia engorda el crecimiento de Brasil a costa de ser como siempre una economía de enclave para el saqueo.

Conclusión 2: No es necesario ser un experto en hidrocarburos para darse cuenta que en la suma de estos megacampos reside la mayor producción de Bolivia.

Por tanto, el 80% de la producción está en manos extranjeras trasnacionales, lo cual supone un alto grado de DEPENDENCIA del Estado a las empresas petroleras multinacionales; de un Estado supuestamente "fuerte", con 10.000 millones en reservas internacionales, depositadas ni más ni menos que en la reserva federal de los EEUU.

Si el gobierno afirma que es insostenible en el tiempo que el Estado pague a las empresas los 27 USS por barril (fijados desde el 2004) y que esto desanima la producción, tomando en cuenta que Bolivia consume 35.000 barriles diarios de crudo y en el 2010 se han producido tan solo 4.500 barriles diarios, ¿donde quedó el decreto nacionalizador "Heroés del Chaco"? Este decreto, del primero de mayo del 2006, incluía una pomposa “refundación” de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) como empresa potencial convertida en una corporación moderna al estilo Petrobras, con capacidad de explorar y explotar hidrocarburos.

Sobre este decreto se dijo hasta el cansancio, era para evitar que las petroleras ganen más dinero con el gas y petróleo boliviano, pero hoy el DS 0748 les vino a reponer sus ganancias en un 100 % !! y con perspectivas de aumentarlas a 91 USS el barril, de acuerdo a la cotización actual.

EL DS0748 vino a demostrar que la nacionalización de los hidrocarburos "propiedad de todos los bolivianos" es otra farsa más, ya que tampoco se obligó a las empresas a cumplir un calendario de inversiones, y ahora necesitan "incentivarlas" para que produzcan...

Si supuestamente los hidrocarburos son de los bolivianos ¿cuál es la razón para que YPFB no buscara otros operadores-"socios" si los actuales desalentaron la producción? acaso no podrían habérseles rescindido los contratos? ¿Acaso no llevan ya cinco años de "costos recuperables" (lo que estipula la Ley)? ¿Y el Estado no puede ya disponer de sus activos?

En síntesis, la nacionalización hidrocarburífera se diluyó en comprar acciones de empresas e importar carburantes que en épocas anteriores se producían en Bolivia.

A cinco años de la "revolución económica productiva" se llega a la irrisoria situación de ser un país que vende gas, pero trae de afuera la gasolina. Por ello, tampoco se amplió la capacidad de transporte de gas para consumo interno en las principales ciudades troncales (Santa Cruz, Cochabamba, La Paz) ni en las carreteras donde circulan los vehículos que pueden utilizarlo y no se cumplieron las metas de transformación de la matriz energética.

Así es como la estatal petrolera YPFB no ha construido ni un solo kilómetro de gasoducto en cinco años dentro del territorio nacional para cambiar este panorama. No tuvo voluntad política para poner en marcha durante el 2008-2009 la Planta Separadora de Líquidos en Río Grande que provocó el escándalo Catler/Uniservice del cual poco se sabe.

La recordada consigna de la Agenda de Octubre/2003 de "gas para los bolivianos" es hoy de una incertidumbre tremenda bajo el gobierno de Morales, ya que no existe proyecto alguno para llevar gas a fin de industrializar el litio y el potasio en Uyuni, menos para los centros mineros de Oruro, Potosí y La Paz, y su uso intensivo para modernizar la agricultura duerme el sueño de los justos junto a las ausentes redes de gas domiciliario.

Conclusión 3: No existe ningún interés en cambiar la matriz energética para que llegue a todos los bolivianos, ya que no hay interés en que Bolivia deje de ser un país con un patrón de desarrollo que no sea el extractivista. Si uno lee detenidamente el plan de YPFB 2010-2015 vemos que esta solo se compromete a perforar un solo pozo en los próximos cinco años.

La solución a todos estos despropósitos des-industrializadores, fue siempre la importación de carburantes líquidos: importar el combustible faltante (22 mil barriles de diesel diarios) desde Venezuela o Argentina, vendiéndolo a precio subvencionado, principalmente, a los productores soyeros y de monocultivos transgénicos de Santa Cruz. Ahora el gobierno afirma que la “nivelación de precios” es para no favorecer más a esa derecha terrateniente agro-industrial. Sin embargo nuevos subsidios y créditos para esa misma derecha ya están en marcha y fueron discutidos amigablemente con la CAO el mismo día 30 de diciembre por 3 ministros, mientras el país estallaba de indignación contra el gobierno. Por otra parte la gran propiedad latifundista está garantizada por los artículos 399 y 315 de la constitución masista.

A pesar del repudio de las movilizaciones contra el DS 748, el autoritarismo masista insiste en que tiene la razón y por ello para restaurar la medida derogada ha llamado a consensuar a “sus” movimientos sociales, es decir, con los dirigentes campesinos enriquecidos, burócratas de organizaciones sociales que ya tienen poco que ver con sus bases, políticos de la derecha travestidos en masistas, o sea el grupo priviligiado de la nueva elite política del "proceso de cambio"; dirigentes estos que intentan seguir asegurando el control social de los pobres.

Ellos sí, los burócratas, apoyan el gasolinazo "consensuado" para su “buen vivir”, empujando a casi siete millones de bolivianos a un precipicio, más hondo aún, del que ya viven entre la pobreza y la miseria. Los burócratas, por sobre todas las cosas, apoyarán que la solución es que las trasnacionales Petrobras, Repsol-YPF y Total ganen más para "incentivarlas" y de este modo “consolidar y garantizar el modelo de desarrollo productivo”.

A pesar que el Movimiento al Socialismo (MAS) es un partido que todavía tiene una base popular fuerte, su actual artillería retórica y de compleja manipulación de los sectores de base, por medio de sus dirigentes cooptados, ya no le alcanza para el control social, luego de que el gasolinazo ha resquebrajado el mito de Evo Morales como defensor y esperanza de los más pobres.

Durante casi una semana de movilizaciones, con visos de una desobediencia civil que se perfilaba incluso a exigir la renuncia del líder cocalero, los burócratas dirigentes fueron corridos por sus propias bases cuando intentaron defender al gobierno y a su gasolinazo. Estas protestas en siete departamentos de los nueve, visibilizaron nuevamente a los alteños, junto a otros sectores, recordándole al presidente que gracias a ellos se crearon las condiciones para que ocupe el sillón del Palacio Quemado.

Días después en un acto de pragmatismo y olfato político, o simplemente de terror ante una movilización imparable y susto ante la corrida bancaria, que en un solo día alcanzó los 200 millones de USS, Evo retrocedió abrogando el DS 0748; antes que los alteños, junto a los mineros que ya anunciaban su marcha desde Oruro, fueran a buscarlo al Palacio Quemado, como al Goni en el 2003.

Así el gobierno se equivocó, quizás emborrachado por los dos tercios, con el control de ambas cámaras legislativas y la adulación de sus obsecuentes que han perdido el sentido de realidad, al tiempo que puso en evidencia la fragilidad de las bases del MAS sobre las que el Presidente asienta su poder de convocatoria.

Aunque no se permitió la entrada de periodistas, cuentan en el Chapare Evo fue a la zona personalmente, el día 30, a reunirse con dirigentes y los cocaleros lo increparon duramente, exigiéndole que retirara de inmediato el decreto.

Los funcionarios y asesores de toda laya, ¿todavía no aprendieron que en política primero hay que ser efectivamente solucionador de los problemas de la gente y no solo parecer? Quizás con esta lección aprendan que el gran apoyo del pueblo que tenía Evo Morales no les da permiso para travestirse en neoliberales. ¿O acaso ignoraban que con el DS 0748 liberalizaban toda la economía? Con la lógica neoliberal oficialista, un productor de azúcar o de cemento, por ejemplo, puede aducir que sus precios tienen “que nivelarse” con los de Brasil, Argentina o Chile.

Estos asesores son los mismos que se rasgan las vestiduras en cumbres contra el capitalismo, como las de Cancún, mientras negocian la legalización de los transgénicos como la Ministra Antonia Rodriguez. Hablan de la Ley de la Madre Tierra mientras la minería a cielo abierto y los chaqueos hacen estragos con el medio ambiente.

La lista a cinco años ya es larga, pero siempre hay que recordar que sigue vigente el DS 21060, o decreto para la economía de libre mercado, y que permite que la oferta y la demanda del mercado primen de facto, sobre cualquier Ley o norma que puedan determinar.

"Tenemos que ver un mecanismo que premie al que produce petróleo", ha ponderado solemnemente, como es su costumbre, el Vicepresidente; él propagandiza que la actual situación no es sostenible y genera un fatal “desangramiento” del país ¿Sería la versión 2010 de "Bolivia se nos muere" del Paz Estensoro de 1986?

No sin cierta razón alguna nota periodística por estos días tituló: Goni tiene su 21060 y Evo, su 748; con la diferencia que el 21060 era supuestamente para controlar la inflación a costa de desmantelar y entregar todo el aparato productivo, en cambio el DS 0748 disparó la inflación dejando desnudos a los sectores más pobres.

No obstante, el DS0748 es similar al 21060 pues está pensando desde el punto de vista del equilibrio de los índices macroeconómicos, que poco tiene que ver con los centavos que maneja la gente. Asimismo, al igual que el 21060, suspende subsidios estatales que benefician a la población y también hace caja de recaudación impositiva para el Tesoro General de la Nación (TGN).

¿Acaso el gobierno no sabía que sus mismas bases campesinas que le creen, iban a ser los primeros afectados por la medida, ya que las tarifas de transporte interprovinciales que no están controladas por las autoridades subieron inmediatamente en un 100%? Asimismo, ¿no habían escuchado que en muchas comunidades rurales, antes del gasolinazo, ya se pagaba hasta 45 bolivianos por una garrafa de gas, que en la ciudad cuesta 22,5 bolivianos?

Según Fanny Nina, Presidenta de la Federación de Juntas Vecinales de El Alto (FEJUVE) el gasolinazo "afectará a la población que vive en las alejadas zonas de El Alto y que deben usar hasta cuatro transportes públicos para llegar a su centro de trabajo”. ¿Acaso el gobierno anunció por lo menos alguna medida de subsidio no reembolsable con el objeto de fortalecer las políticas sociales para los más desposeídos, que no tienen autos y a los que en sus comunidades no llega ningún minibus con los casi 400 millones que (según los raros cálculos que ellos hacen) se ahorraría el estado con la "nivelación de precios" ?

Asimismo el gasolinazo puso en peligro el poco empleo formal de Bolivia, ya que los privados se agarrarían de los altos costos para provocar despidos, y pasar hacia actividades especulativas, e inmediatamente se generaría una inflación desde enero 2011; pues según el Instituto Nacional de Estadística (INE) desde enero al mes de noviembre 2010 este índice superó el 5,32 y para diciembre superaría el 6%, puesto que la mayor parte de los sectores buscan migrar los costos a sus productos y servicios, principalmente los transportistas y panificadores.

El solo efecto multiplicador del transporte es una incidencia directa para que el gasolinazo sea una DEVALUACION efectiva. Una decisión prepotente pensando más en las cuentas fiscales y no en el pueblo de a pié.

Se esconde que los bolsillos de la mayoría de la gente están vacíos, que varias empresas cerraron, que sigue sin existir el empleo formal, y a pesar del mantenimiento de precios de las materias primas los recursos naturales están en manos ajenas. De allí que lo único que atinó el gobierno fue a aumentar el precio de los combustibles.

Asimismo el alto endeudamiento y la dependencia señalada, líneas más arriba, obstaculizan la gobernabilidad y por eso necesita el régimen absolutista-populista recaudar más, pues no sobrevive sin dinero.

Paradójicamente para restablecer los equilibrios macro-ecónómicos el DS 0748 apela a los recursos del mercado tal como la nivelación de precios.

Resulta absurdo pensar que las medidas de "acompañamiento" (ahora anuladas junto con el DS 748) tales como el subsidio agrícola, la creación de empleos de emergencia, el cero arancel a los repuestos, la re-conversión a gas, el pago del doble aguinaldo para el sector público, y que solo llegarían a sectores ínfimos de la población estructurada laboralmente, fueran a solucionar semejante desfasaje.

¿Pero que quiere decir lo de la nivelación de precios? La estrategia de las transnacionales.

A continuación transcribimos un párrafo de un análisis que compartimos de Somos Sur de Cochabamba del 29/12/2010.(1)

LOS INTERESADOS EN LA “NIVELACION” DE PRECIOS
“ Las transnacionales petroleras, desde su Cámara “Boliviana” de Hidrocarburos – CBH, hace una semana indicaron que no les interesaba hacer prospección en petróleo crudo, por “falta de incentivos”, mejor dicho por falta de un mayor margen de ganancias.

”Recordemos que Sánchez de Lozada en su afán de capitalizar/privatizar el sector, decretó la liberación de los precios de los hidrocarburos, poniéndoles al nivel del mercado internacional. Esta medida beneficiosa para las transnacionales – entre otras- le costó el destierro por la férrea oposición de la gente.

”Con este antecedente, su sucesor -Carlos D. Mesa- tuvo que decretar la “subvención” de los precios del crudo, fijando un máximo de Bs. 3,7 (aproximadamente medio dólar) el litro de gasolina, lo que significa un tope de 27 dólares el barril.

”Todos sabemos que el precio del barril a nivel internacional subió en forma desmedida, llegando a 150 dólares el barril, considerando que el COSTO DE PRODUCCIÓN de un barril de petróleo oscila entre 2 dólares (Arabia Saudita) y 15 dólares (Estados Unidos). (En Bolivia se estima un costo menor de 8 dólares por barril de petróleo).

”Capitales financieros y de especulación rondan el mundo y nos hacen creer que debemos estar en los márgenes de los “precios internacionales” para “no quedar atrás”, nivelando nuestros precios con los precios de Argentina, Europa, Estados Unidos…

”Ahí está una de las causas principales que motivaron al gobierno nacional a emitir el último D.S. 0748, días antes de Año Nuevo, sin debate nacional, sin más ni menos, aumentando en más de 75% los precios de la gasolina y el diesel en el mercado interno, para “nivelarnos”… con el resto del mundo.

”Chau subvención. ¡Que viva la “nivelación”!; triste célebre medida con matiz “neoliberal” ¿y el 21060?, cuando los sueldos no son nivelados a los niveles “internacionales” (hablamos de un incremento de más de 75%, que empieza a mostrar sus primeros efectos en la canasta familiar). Todo sube y subirá, por lo menos en un 20%, como anunció el vicepresidente, mientras los analistas hablan de hasta 100% de incremento en algunos precios… Y lo que nos espera.

”Una medida que beneficiará por cierto a las empresas petroleras que recibirán mayores ganancias por la venta del crudo, cuyo precio por barril ahora es fijado en 90 dólares, con la posibilidad de incrementarse (o bajar….), según indica el Ministro de Economía y Finanzas Catacora.
3. EL “CONTRABANDO”… ¿PRINCIPAL PROBLEMA?
“La importación subvencionada de gasolina y diesel para cubrir una mayor demanda interna fomentó el crecimiento acelerado y descontrolado del contrabando de dichos combustibles, con millonarias pérdidas para el país.
Es un hecho que “moros y cristianos” se pelean un espacio para comprar gasolina y diesel “barato” en el país para vender en países vecinos en el doble. Se habla de una pérdida de más de 150 millones de dólares por año.

”Parece ser que el D.S. 0748 con su “nivelación de precios” estaría atacando este problema, ya que se quitaría el incentivo a los contrabandistas. Al respecto nos explicó el vicepresidente:

“Ya no podemos subvencionar ni a los contrabandistas ni a los poderosos que tienen cinco carros o seis carros. Lo que queremos es que esa plata de la subvención la usemos en beneficio de los bolivianos, de los más necesitados”.

”Suena aceptable, usar los 150 millones de dólares en programas de empleo y en otros campos de interés de la gente, pero qué pasa con el grueso de la población cuando ya se siente los impactos concretos del Decreto, la subida descontrolada de los precios. Aumentará el hambre y la miseria y antes de implementar una verdadera nacionalización con participación plena de YPFB se dará continuidad a algunos paliativos que justifican los nutridos sueldos de unos burócratas, antes de desarrollar - “bolivianizar”- este campo tan importante para el futuro del país.

”Esta situación afectará a la gran mayoría de la población de desempleados y empleados. Mientras el gran sector “informal” NO recibirá ningún incremento salarial, los empleados en el sector formal no recibirán un incremento salarial similar al incremento de los precios. Ambos sectores sufrirán impactos muy fuertes en la canasta familiar (que sólo en el mes de febrero - según el ministro Catacora- será atendida con un posible “incremento de un 7%" (inflación promedio del 2010 (!).

”Así el pueblo boliviano debe pagar el mismo precio por sus combustibles (gasolina y diesel) que en Europa, mientras los ingresos (sueldos) no llegan a la décima parte. Esto parece ser un gasolinazo al mero estilo neo-liberal, salvando a las petroleras transnacionales.”

Tal como se ve y se dice en este análisis, "Las transnacionales petroleras, desde su Cámara “Boliviana” de Hidrocarburos – CBH,
hace una semana indicaron que no les interesaba hacer prospección en petróleo crudo, por “falta de incentivos”, mejor dicho
por falta de un mayor margen de ganancias." A esto agregamos que siempre se instaló desde las cámaras empresarias la noción que
al Estado no "le convenía" por su alto riesgo el hacer prospección y que eso correspondía al "riesgo empresario" para justificar mas luego las ganancia de la inversión.

Fracasado el gasolinazo por la rebelión del pueblo, el 4/01/2011 el diario Los Tiempos (2) da cuenta de la nueva propuesta de YPFB de asumir la inversión petrolera en exploración, reembolsado al 100 % los gastos de prospección y exploración a aquellas empresas que encuentren petróleo.

Acaso podemos creer que las transnacionales que siempre se guardaron para sí los datos geológicos estratégicos de donde hay y donde no hay petróleo no saben ya donde perforar ?

Cual es la razón? entonces para que en el

" Decreto Supremo 0676 aprobado el 20 de octubre aumenta a 56 las áreas otorgadas, concedidas y adjudicadas a YPFB en zonas tradicionales y no tradicionales para tareas de exploración y explotación de hidrocarburos. Varias de ellas están ubicadas al interior del Parque Nacional Madidi, en el Territorio Indígena Isiboro Sécure y en las áreas de manejo integrado Aguaragüe e Iñao. Pero también en Lliquimuni e Iguembe.”

“El decreto 0676 adjudica a la petrolera Estatal más de 690 mil hectáreas al interior del Parque Nacional Madidi; al menos 154 mil hectáreas divididas en cuatro bloques en el área de manejo integrado de Aguaragüe; 100 mil hectáreas en el área de manejo integrado de Iñao, y más de 723 mil hectáreas en el Parque Nacional y Territorio Indígena Isiboro Securé.” (TIPNIS)

El Decreto 0676 autoriza la suscripción de Contratos de Servicios Petroleros entre YPFB y otras empresas petroleras nacionales y/o extranjeras, y la conformación de Sociedades Anónimas Mixtas. YPFB prepara información técnica para atraer inversiones privadas y asociarse con empresas petroleras extranjeras mediante contratos
de servicio." (3)

La respuesta es clara, existe todo un mapa trazado para continuar extrayendo los recursos naturales de Bolivia. Pero esto se hace a conveniencia de las transnacionales, principalmente Repsol y Petrobrás que han resuelto que por el momento Bolivia produzca sólo gas para exportar a Brasil y Argentina (a los mismas Petrobrás y Repsol que ahí lo industrializan) y el petróleo lo producen en Argentina (Repsol) y Brasil (Petrobrás).

De allí que antes se habían inflado las reservas (Informe de De Goyler and MacNaugton) para que dichas empresas inscribieran
como activos en las bolsas internacionales las reservas
como propias a fin cotizar alto en los mercados y hoy esas reservas desaparecieron por arte de magia (Informe Ryder Scott),
según las auditoria encargadas, a fin de lograr mejores condiciones, ya casi leoninas, en los futuros contratos. Así se intenta imponer, con ayuda cómplice del gobierno del MAS, la idea de que “Bolivia no tiene petróleo y el gas se está acabando” para justificar que “necesitamos” a las transnacionales. Algo absolutamente falso, ya que la mitad del territorio nacional de Bolivia es potencialmente hidrocarburífero y sólo está explorado el 4% de esa mitad. El gas y petróleo que hay en explotación fue el descubierto por YPFB antes de la “capitalización”, cuando Bolivia se autoabastecía de petróleo crudo, gasolina y diesel, además de gas. Las transnacionales no descubrieron nada, se limitan a usufructuar los campos descubiertos y construidos por YPFB hace décadas, sin la principal inversión que es la exploración y construcción de pozos nuevos.

Y ese mapa trazado también tiene una tasa de ganancia que si no se da por medio del gasolinazo se da por medio de esos nuevos contratos de lo que ya se sabe y existe. Para Bolivia siempre le quedarán poco menos que centavos.

Es hora de acabar con este saqueo para siempre. Es hora de retomar la Agenda de Octubre del 2003 luchando por la verdadera nacionalización del cien por ciento de nuestros hidrocarburos, para industrializarlos en Bolivia, y que sean palanca del desarrollo nacional, construyendo una YPFB controlada por el pueblo en forma democrática, sin funcionarios neoliberales y corruptos como tiene ahora, y que produzca gas, petróleo, gasolina, diesel y derivados. Expulsando a las transnacionales por incumplimiento de contratos. Si YPFB pudo en la década del 40 producir petróleo y gas, también puede producir ahora. Hace falta la voluntad política y abandonar la idea absurda (y cómplice) de que las transnacionales pueden ser “socias” del desarrollo nacional.

La respuesta social

La respuesta de indignación de la población frente al gasolinazo tuvo sus antecedentes varios en el 2010, saber:

La pérdida de casi un millón de votos del gobierno en las elecciones departamentales y municipales de abril.

Los hechos de Caranavi, el Congreso de la FEJUVE de El Alto que con 2.500 delegados de base exigió aplicar la Agenda de Octubre y proclamó que el gobierno es “colonial y oligárquico”, las huelgas de fabriles y maestros por el salario, las marchas indígenas y principalmente la rebelión del pueblo potosino con la huelga de 19 días.

A pesar de la propaganda oficial que indica que los conflictos son atribuidos al partido de oposición Movimiento sin Miedo (MSM),
los conflictos sociales, paros, huelgas, movilizaciones se han incrementado durante el 2010 en un grado mayor que años anteriores, (750 conflictos hasta noviembre)

La Federaciones de Maestros Urbanos de La Paz y Cochabamba, así como las centrales obreras de Oruro, Potosí y otras ya comenzaron a reclamar la nivelación de salarial que como mínimo debería pedir un 40% ya que los efectos inflacionarios del gasolinazo persisten.

A ello hay que sumar los ascendentes precios de la canasta familar que se registraban antes.

Surge entonces más que antes la necesidad de coordinar opiniones y consensos para que los sectores sociales del campo y de la ciudad se nucleen para re-encauzar la agenda de octubre en sus diferentes expresiones y enfrenten la política de hambre del gobierno.

En este camino, la reunión de organizaciones sociales, sindicales y de izquierda convocada en La Paz para el 15 de enero, por la Federación de Maestros de La Paz, juntas vecinales, organizaciones de izquierda y el foro “gasolinazo y falsa nacionalización” convocado en Cochabamba por la COD Departamental, maestros, fabriles, jubilados, la FEJUVE de Cochabamba, con una exposición de Mirko Orgaz, el 13 de enero, son importantes pasos unitarios. En el caso de Cochabamba el foro reunirá a todos el movimiento sindical urbano, anteriormente dividido. La Protesta saluda y apoya activamente estos importantes pasos unitarios.

(1) Tomado de: http:// www.somossur.net www.somossur.net/index.php?option=com_content&view=article&id=548:analisis748&catid=97:748-2010&Itemid=121

(2) Ver http://www.lostiempos.com/diario/actualidad/economia/20110105/ypfb-asume-inversion-de-petroleras-en-exploracion_107115_209765.html

(3) Especial sobre el Derecho a la consulta Previa del CEADL - Observatorio de Recursos Naturales Octubre/Noviembre del 2010

10 de enero 2010