Reclamos sobre empresas básicas rechinan en la calle

Sáb 25/02/2012 - 09:26
A1PROTESTAALCASA.jpg
Por: 
Clavel A. Rangel Jiménez (El Correo del Caroní)

La fragmentación sindical como expresión de la polarización política es un hecho incuestionable. Aun así, los distintos grupos sindicales salen a la calle para manifestar el descontento de una fuerza trabajadora decepcionada ante la desinversión y acumulación de pasivos.

Un sector de la dirigencia realizó una caravana desde la redoma La Piña hasta CVG Alcasa. Otro se fue a la CVG, donde hoy la directiva de Sutralum será recibida por el presidente de la corporación, Rafael Gil Barrios.

Prometen mantenerse en la calle hasta lograr la atención del Ejecutivo
Sin un masivo respaldo, pero convencidos de que el cambio está por venir, los dirigentes sindicales de Alcasa, Carbonorca y Venalum marcharon este viernes desde la redoma de CVG Bauxilum (La Piña) hasta las puertas de la reductora, donde más de 30 trabajadores pernoctan desde hace una semana y cinco días en reclamo de sus prestaciones sociales.

Las consignas fueron asumidas por unos cien trabajadores que se sumaron a la manifestación que terminó a las 9:00 de la mañana con una asamblea.

“Exigimos inversiones para nuestras empresas. Devuélvenos ya nuestras 400 celdas… queremos trabajar, queremos producir con dignidad”, solicitaban unos trabajadores en una pancarta.

El reclamo también se extendió hasta CVG Venalum, donde el líder del Movimiento 27 y secretario general de Sutralum, Pedro Perales, encabezó una movilización con la flota hasta el edificio de CVG en Alta Vista.

“Los trabajadores exigimos cumplimiento de sus promesas: 40 por ciento de aumento, inversiones, discusión de contrato y bono de 60 mil bolívares”.

Dirigentes de Sutralum, la mayoría de ellos militantes del buró oficial, acompañaron la acción frente a la CVG.

La división del movimiento sindical se hizo patente. Mientras los secretarios generales Henry Arias (Alcasa), Manuel Díaz (Sutrapuval) y Emilio Campos (Sutracarbonorca) encabezaban una manifestación hasta las puertas de Alcasa, otro grupo adverso intentaba tomar el control de la corporación.

El secretario de trabajo y reclamo de Sutralum, Leonardo Calderón, quien hasta unas semanas era aliado del líder del Movimiento 27 dio por terminada dicha unión.

“Independientemente de los resultados que ellos (Movimiento 27) obtengan en la CVG, nosotros vamos a tener el lunes, el martes y el miércoles como días tentativos para estar en la calle”, anunció el secretario general de Sintralcasa, Henry Arias.

Así, en un apretón de manos en el edificio administrativo de la estatal, dieron por culminada la última actividad de la semana.