Un total de 82 trabajadores de las empresas básicas se encadenan en portones

Vie 24/02/2012 - 08:55
Empresas básicas encadenados
Por: 
Lorena Cañas (Globovisión)

Miércoles, 22 de febrero de 2012. Un total de 80 trabajadores de CVG Alcasa se encuentran encadenados a las puertas del edificio administrativo para exigir el pago de sus pasivos laborales. Los manifestantes que protestan desde hace 9 días también solicitan el pago de HCM, cesta tickets y prestaciones sociales, entre otros, amparados en el contrato colectivo vencido desde hace 4 años.

En las puertas de Venalum también se encadenaron 2 trabajadores para exigir el pago de sus pasivos laborales.

Domingo González, quien lleva 25 años de servicio en la estatal de aluminio dijo que a muchos de sus compañeros se les han muerto familiares esperando el pago de sus prestaciones sociales o de la activación del HCM para ser atendidos. “Y no hay respuesta del Gobierno Nacional, yo le hago un llamado a Rafael Gil Barrios presidente de la CVG que vino aquí mandado solo a hacer política, nosotros no queremos política, nosotros queremos que nos paguen nuestros beneficios”, expresó.

También envío un mensaje al Jefe de Estado. “Usted dice que hay igualdad, eso es mentira Presidente no le caiga a mentira a los trabajadores. Usted vino aquí una vez y dijo que se resteaba con los trabajadores, ahora yo le preguntó: ¿Cuánto gana un magistrado en cesta ticket, Bs 10 mil mensual? y a nosotros nos deben 6 cesta tickets de Bs 600 mensual. ¿Cuál es la igualdad de la que habla usted? nosotros tenemos que usar nuestras prestaciones para auxiliar a nuestros familiares enfermos porque mensualmente nos descuentan un HCM que no podemos utilizar. Usted está enfermo y tiene médicos que lo ven, pero entonces ¿quién nos ve a nosotros?, así no queremos socialismo, así no queremos revolución”, aseveró.

Entre tanto, Pedro Rodríguez aseguró que tienen cuatro años esperan sus prestaciones sociales, pero la empresa se encuentra una situación “critica”. “Estamos trabajando con las uñas, sin insumos, trabajamos a todo riesgo”, añadió Rodríguez, quien labora en Alcasa desde hace 24 años.

Informaron que solo a cinco de sus compañeros les han cancelado sus prestaciones, por ello seguirán en protesta.